El novio fotógrafo // CARAS Y CARETAS

El-novio-fotógrafo-I---Caras-y-Caretas---Abrir-el-tiempo

Si tenés un amor prohibido, procurá que tu enamorado sea fotógrafo.

“El novio fotógrafo”, publicado en Caras y Caretas, 1 de julio 1905, AÑO VIII, N°352.

 

I

La señorita que se ve en el grabado mantenía relaciones con un joven, que no eran del agrado de los padres de la muchacha y ella, la pobre, encontraba grandes dificultades para cartearse con su novio debido a la excesiva vigilancia de los papás.

El sujeto en cuestión, que es aficionado a la fotografía, ha encontrado la manera de recibir mensajes de su novia por medio de la máquina fotográfica; con ese objeto se ha mudado en frente y por las ventanas se comunica todas las noches con ella.

Hay que advertir que en cuarto de la señorita no hay más que una mesa, una silla y una lámpara y que no se trata de escritura en un pizarrón, en la pared o cosa semejante que sea fácilmente sorprendible por los vigilantes papás.

A pesar de eso él saca negativos en que está escrito de mano de la novia lo que ella desea decirle.

En el próximo número publicaremos uno de los negativos y la explicación de cómo ha sido obtenido.

 El-novio-fotógrafo-II---Caras-y-Caretas---Abrir-el-tiempo

II

El procedimiento seguido por el novio para hacer esta fotografía –y otras semejantes– consiste en enfocar el interior de la casa de su novia y luego colocar una placa corriente en la máquina.

La novia toma con la mano derecha la lámpara y la mueve en el aire de manera que vaya la luz formando letras con su movimiento. Es necesario escribir con cierta lentitud. La escritura sale a derechas en el negativo. Casi está demás advertir que se abra el obturador al empezar la escritura y se cierre al concluirla.

escribe tu comentario




− 3 = 1