Y un día, me regalaron mi primer ambrotipo

Y un día me regalaron mi primer ambrotipo

La procedencia es desconocida pero lo más probable es que sea de Estados Unidos. El ambrotipo fue uno de los primeros procesos fotográficos: permitía exposiciones cortas pero su desventaja era que las imágenes eran únicas e irreproducibles.

¡Hoy tengo en mis manos una pieza única de la historia de la fotografía!

escribe tu comentario




8 − = 1