2-B - TARJETA A RODOLFO GRUNBAUM

2-A-TARJETA-A-RODOLFO-GRUNBAUM1

Remembranzas

Hola!

Espero que esto lo lea algún descendiente de las familias Ader, Grunbaum o Torralva…
Soy Germán Horacio Iglesias, y mis abuelos fueron los caseros de la Torre hasta que se hizo el último loteo… Ellos eran Manuela y José (Manuela Souto y José García) y tuvieron una hija Josefa (Fefa para el Sr. Rodolfo y la Sra. Anita), a quien consideraban como una hija más. Hasta permitieron que hicieran la fiesta de bodas en la Torre!
Vivían sobre Lamadrid, en una casa de construcción similar a la de la Torre, la que estaba entre los dos portones de entrada.
Buscando, vaya uno a saber por qué, fotos viejas de la Torre, me topé con la página de ”Abrir el Tiempo”, y muchas de las fotos me hicieron revivir mi infancia… Recordar la que llamábamos la Casa Grande, la habitación de madera que estaba frente a la entrada de la cocina, cerca de las plantas de mora, la que fue la primera vivienda por poco tiempo de mis abuelos, la pileta de natación, la primera Coca Cola que tomé en mi vida en el quincho que había al lado de la pileta hecho con troncos, el Atelier con su fecha bajo la campana, el rosedal, los galpones más atrás de la casa, donde los caballos siempre me llevaban por no saber jinetearlos, el sulky de mimbre…
La dulzura con que me trataban la Sra. Bernardina y la Sra. Elisita (y por que no el Sr. Domingo y el Señor Luis)… El chofer Nilo que los acercaba cada vez que iban a la Torre…
Me gustaría saber si las reciben…

(Germán Horacio Iglesias
Argentina, 1900s)

 

Comentarios

  1. Abrir el tiempo dice:

    ¡Gracias Germán por las postales y por tus palabras! “Abrir el tiempo” fue imaginado para estos reencuentros!!!

  2. magdalena vila dice:

    vivencias del pasado, cariño que las hace inmortales… gracias Germán!

escribe tu comentario




− 9 = 0

Comentarios

  1. Abrir el tiempo dice:

    ¡Gracias Germán por las postales y por tus palabras! “Abrir el tiempo” fue imaginado para estos reencuentros!!!

  2. magdalena vila dice:

    vivencias del pasado, cariño que las hace inmortales… gracias Germán!

escribe tu comentario




3 − 2 =