Las navidades no son sólo para niños

Una vez al año por hábito -u obsesión- compro algún lote de fotos navideñas que quedan archivadas en algún cajón de mi casa hasta que es diciembre y empiezo a buscar por todos los rincones las “malditas” fotos. Estas diapositivas de vidrio me conmovieron desde el principio.

No es una navidad de niños. Son viejos repitiendo un ritual que mantuvieron por años. Una pareja se mira a los ojos: ella le entrega un regalo cuidadosamente envuelto y él sostiene un muñeco papá noel. No los conozco ni sé nada de sus vidas (sólo que han muerto) pero intuyo que esa fue una noche hermosa.

escribe tu comentario




7 − 5 =